estudios complementarios

Este equipo permite calcular el valor de la lente intraocular (IOL) que será colocada para reemplazar el cristalino en la cirugía de catarata a partir de mediciones de cuatro parámetros del ojo: largo axial, radio de curvatura corneal, amplitud de la cámara anterior y diámetro del iris.

Con estos datos el equipo calcula el valor dióptrico de dicha lente utilizando formulas estandarizadas y una base de datos de lentes intraoculares optimizadas que se actualizan permanentemente dando mayor confiabilidad.

Utiliza luz para realizar las mediciones. Por ese motivo, es el método más preciso para realizar el cálculo de la lente, como así también el menos invasivo, ya que no hay contacto con el ojo del paciente.

No se dilatan las pupilas para la realización del mismo. Requiere suspender el uso de lentes de contacto 10 días antes de la realización del mismo.

Es el estudio in vivo del endotelio corneal, que es la capa de células más interna de la córnea y la responsable de mantenerla transparente para su correcto funcionamiento.

La densidad celular (cel/mm2), la homogeneidad de los tamaños de las mismas o la alteración de las formas o del aspecto de los límites celulares nos dan una evaluación indirecta de la vitalidad del endotelio corneano.

Alteraciones especificas del endotelio observadas en la microscopia especular son de gran utilidad en el diagnóstico de distrofias endoteliales como en la Distrofia de Fuchs y en Polimorfismos Celulares. Es útil también en la evaluación de técnicas quirúrgicas como cataratas-faco, glaucoma, cirugía refractiva, cirugías de retina, cirugías intracamerulares , a la hora de evaluar la eficiencia de los medios de preservación de la córnea y para control de la utilización de los lentes de contacto y traumas oculares (quemaduras).

No se dilatan las pupilas para la realización del mismo. Requiere suspender el uso de lentes de contacto 10 días antes de la realización del mismo.

Es un estudio que permite por medio de ondas sonoras de alta frecuencia evaluar las estructuras de los diferentes tejidos. A través de un transductor (cristales piezoeléctricos) se envía una señal eléctrica que emite un haz de ultrasonido que al interceptar las estructuras del ojo se reflejan (ecos) y retornan al transductor que contiene un receptor.

Se utiliza para detectar desprendimiento de la retina o del vítreo, hemorragias intraoculares, alteraciones del cristalino, presencia de cuerpos extraños, inflamaciones intraoculares y la presencia de tumoraciones oculares (obtener sus medidas). También podemos analizar los músculos oculares y la región retro-ocular junto con la vascularización de la retina.

El paciente se debe sentar en una silla o recostar en una camilla y cerrar los ojos. Se aplica gel soluble sobre el párpado superior y se coloca el transductor respectivo lineal de alta frecuencia sobre cada párpado para realizar el estudio de cada uno de los ojos.

No se requiere preparación.

La tomografía de coherencia óptica (OCT) es una prueba complementaria básica en la Oftalmología. Se obtienen imágenes de alta resolución útiles para el diagnóstico, control y seguimiento de la retina y el nervio óptico, casi equivalentes a la anatomía patológica que se obtendría si se hiciera una biopsia de la zona.

Es útil para la degeneración macular relacionada a la edad (para indicar y controlar la efectividad del tratamiento), el edema macular producido por la diabetes, trombosis, uveítis (inflamaciones oculares). Por otra parte es esencial para detectar precozmente patologías como las membranas epimaculares, tracciones o agujeros aculares cuya resolución quirúrgica precoz es de mejor pronóstico.

Finalmente, también permite estudiar el nervio óptico, por lo que es muy útil en la detección del glaucoma precoz, permitiendo valorar el inicio de un tratamiento antes de que aparezcan lesiones en el campo visual. También es un estudio muy sensible para realizar el seguimiento de pacientes con glaucoma, permitiendo realizar un control de la evolución de la enfermedad a través del tiempo.

Es un estudio no invasivo. Puede requerir la dilatación pupilar.

Mediante la utilización de un filtro azul-verde (libre de rojo) se obtiene una imagen similar a la retinografía color pero en blanco y negro, lo cual proporciona mejor contraste permitiendo observar distintas patologías con mayor definición que la foto color.

Se requiere dilatación de las pupilas.

Es un estudio considerado de alta complejidad. Consiste en inyectar una sustancia de contraste (fluoresceína sódica) en una vena (generalmente del brazo o del dorso de la mano) y tomar fotografías del fondo de ojos durante el llenado y circulación del mismo a través de los vasos sanguíneos de las estructuras posteriores del ojo (coroides, retina y nervio óptico).

Es utilizado tanto para el diagnóstico como para el control de diferentes enfermedades como por ejemplo la retinopatía diabética, las obstrucciones de los vasos sanguíneos de la retina (trombosis, embolias) y las enfermedades de la mácula (parte central de la retina).

La sustancia inyectada tarda aproximadamente 10 segundos en llegar al ojo y permanece allí alrededor de 30 minutos. Durante ese tiempo se toman las fotografías necesarias. Pasado el mismo, la sustancia contraste se elimina del organismo a través de la orina.

Como preparación previa se solicita un ayuno de 4 has aproximadamente y cumplir con un esquema de medicación preventiva antialérgica 48 has antes del estudio.

Se requiere dilatación de las pupilas.

Consiste en tomar fotografías del fondo de ojos con una cámara con filtros especiales que actúan captando los fluoroforos naturales del fondo de ojo, principalmente la lipofuccina, que es la principal fuente de fluorescencia intrínseca del fondo ocular.

Una acumulación aumentada de lipofucsina en el epitelio pigmentario retinal (capa más externa de la retina), es un indicador de una anormalidad en su funcionamiento, y en consecuencia, permite detectar tempranamente enfermedades retinianas hereditarias o adquiridas, como la degeneración macular relacionada con la edad, retinosis pigmentaria, toxoplasmosis ocular, entre otras.

No requiere inyección de contraste pero si es necesaria la dilatación de las pupilas.

Este estudio permite medir el espesor de la córnea, que es la capa transparente más externa del ojo.

Hay dos formas de medirlo. Utilizando ondas ultrasónicas (paquimetría ultrasónica) o luz (paquimetría óptica)

El resultado obtenido es equivalente. La diferencia radica en el modo en que se mide. En ambos casos es indoloro. En el primero se utiliza una sonda que se apoya sobre la córnea (similar a la ecográfica pero de menor tamaño) y en el segundo se utiliza un haz de luz.

Es de gran utilidad medir el espesor corneal en pacientes con presión ocular elevada, en pacientes que van a ser sometidos a una intervención quirúrgica de córnea, cirugía refractiva, cirugía de catarata, en pacientes con queratocono y distrofias corneales.

La paquimetría ultrasónica no requiere ninguna preparación. En el caso de la paquimetría óptica requiere la suspensión del uso de lentes de contacto 10 días antes de su realización.

Con cámaras especiales adaptadas a lámparas de hendidura se realiza un registro fotográfico digital de la superficie, el interior y los anexos del globo ocular.

Es de gran utilidad para documentar distintas anomalías y poder realizar un seguimiento posterior. Por ejemplo nevus (lunares), pterigión, leucomas corneales y pingueculas.

No requiere preparación previa.

Por medio de este estudio obtenemos información muy valiosa sobre la visión central, periférica y la vía óptica en general.

Nuestros ojos no solo tienen la capacidad de ver de frente; también tienen la habilidad de ver hacia los lados mientras fijamos la mirada en un punto, es lo que se denomina visión periférica.

El examen de campo visual o campimetría evalúa la sensibilidad del ojo a la luz, compara los resultados encontrados con los de la población normal de la misma edad y determina si esta capacidad visual es normal, aumentada o disminuida respecto a la población de referencia.

Se le solicita al paciente que mantenga la mirada fija en un punto que se le indica y a través del pulsador colocado en su mano, nos avise al detectar una luz independientemente de la intensidad de la misma.

Este estudio ayuda en el diagnóstico de enfermedades oculares como glaucoma, retinitis pigmentosa, degeneración macular, trombosis y otras. También en la evaluación de enfermedades del sistema nervioso central como tumores de hipófisis, lesiones vasculares (ACV, infartos de nervio óptico, neuritis ópticas y/o lesiones traumáticas).

En el caso particular de pacientes con glaucoma es un estudio que se solicita con cierta regularidad permitiendo comparar con estudios anteriores la evolución y la velocidad de progresión de la enfermedad

El campo visual también se altera por la ptosis palpebral - caída de los párpados superiores - por lo que este examen es solicitado, para evaluar cirugía de los párpados.

El paciente no requiere preparación previa, pero es importante que el día del examen se encuentre relajado y descansado.

Es el registro de la respuesta eléctrica a nivel de la corteza occipital provocada por la estimulación visual.

Los POE exploran la integridad de la vía visual desde la mácula hasta corteza occipital, valorando la función desde los fotorreceptores (especialmente del área central) hasta el córtex occipital, pasando por las células bipolares y las células ganglionares.

Es importante en alteraciones visuales debidas a lesiones de la propia vía visual (neuritis ópticas, alteraciones isquémicas) o de estructuras próximas a la vía visual (tumores hipofisarios, tumores cerebrales,). Estudia de enfermedades que pueden afectar a estas estructuras: Esclerosis Múltiple.

Es utilizado también para realizar una valoración objetiva de la pérdida de visión. En estos casos se evalúa la función visual que presenta el paciente en casos de opacidades de medios (cataratas muy importantes, hemorragias intraoculares), sobre todo antes de ser operado por ejemplo de cataratas.

Se le debe explicar al paciente que no existen contraindicaciones y que no es una prueba dolorosa

En qué consiste la prueba?

-Se colocan 3 electrodos (cablecitos) a nivel de la piel de la frente y el cuero cabelludo y se le proyecta o bien un tablero de ajedrez donde debe fijar la mirada o en pacientes que no puedan fijar su visión: se emplea un flash luminoso.

- Este estímulo y su respuesta en la corteza occipital se proyecta en una pantalla, que el médico analiza y genera los resultados.

Lavarse el pelo, sin utilizar laca, fijador, gomina. Tampoco llevar un peinado que dificulte la colocación de los electrodos.
- No es necesario que se modifique el horario habitual de comidas.
- Puede seguir tomando aquella medicación que tenga prescrita, salvo que su médico indique otra cosa

La prueba se puede realizar en niños sin necesidad de anestesia, sólo debe concurrir con el sueño necesario para poder realizarse la prueba mientras el niño duerme.

Es la estimulación del tejido de la retina con impulsos luminosos, lo que hace que este varíe su composición iónica, provocando cambios locales de corriente.

Su alteración refleja daño anatómico o funcional de las mismas, por lo que es muy útil en el estudio de las enfermedades que la afectan.

Esta indicado en el caso de alteraciones visuales debidas a lesiones de la retina y para el diagnóstico diferencial entre patología retiniana o del nervio óptico

Para realizar el estudio el paciente permanece relajado en una silla o sillón, evitando moverse.
- El técnico coloca los electrodos de registro mediante una pasta
conductora.
- Se inician los estímulos visuales mediante un flash de luz
blanca.
- Cada ojo se estimula por separado.
- Siempre se realiza un test y un retest para comprobar la
reproducibilidad de las respuestas.

Se le debe explicar al paciente que no existen contraindicaciones y que no es una prueba dolorosa

Para realizar el estudio el paciente debe lavarse el pelo, sin utilizar laca, fijador o gomina. Tampoco llevar un peinado que dificulte la colocación de los electrodos. No es necesario que se modifique el horario habitual de comidas y puede seguir tomando aquella medicación que tenga prescrita, salvo que su médico indique otra cosa

La prueba se puede realizar en niños sin necesidad de anestesia, sólo debe concurrir con el sueño necesario para poder realizarse la prueba mientras el niño duerme.

El Test de Mirada Preferencial permite evaluar la agudeza visual de los bebes desde que sostienen la cabeza, alrededor de los 3 meses de edad.

Consta de tarjetas de agudeza Teller donde se presentan 2 estímulos visuales. Es una tarea de resolución, detecta la separación de elementos. Esto se correlaciona con tablas para cuantificar la agudeza visual del niño.

El lactante no requiere preparación previa, pero es importante que el día del examen se encuentre relajado y descansado.

Es un estudio complementario empleado en pacientes que se sospecha de la presencia de una paresia ocular.

Permite graficar el grado de alteración oculomotora que produce una parecía, permitiendo identificar el ojo y los músculos afectados, (muestra hipo e hiperacciones de los músculos oculares).

Es una prueba totalmente indolora que no supone en el paciente ninguna molestia. Se proyectan sobre una pantalla dos luces de diferente color que el paciente ve con cada ojo por separado. Se mide así la desviación entre ambos ojos.

No necesita dilatación de pupila.

La Citología de impresión es una técnica de diagnóstico médico, en donde se realiza la toma de una biopsia corneo-conjuntival en los cuatro cuadrantes a saber conjuntiva superior, conjuntiva nasal, conjuntiva inferior, conjuntiva temporal y cornea de ambos ojos, de las tres primeras capas del tejido a evaluar.

Se clasifican los resultados de acuerdo a la presencia de las células, su forma, tamaño y número, después de la realización de la tinción de las muestras, su fijación y preservación de las placas para posteriores análisis, basados en la clasificación de Nelson.

La citología de impresión no solo está indicada para el ojo seco sino también aquellas patologías que comprometan el segmento anterior, entre las cuales podemos citar: conjuntivitis alérgicas, virales, infecciosas, pterigion, pos quemaduras químicas (álcali, ácido, térmicas, etc.), evaluación pre-operatoria de cirugías refractivas, de catarata, trasplante de córnea; y aquellas patologías sistémicas que pueden desencadenar una insuficiencia limbal.

No requiere preparación previa.

El ORA utiliza un rápido impulso de aire y un avanzado sistema electro-óptico para tomar dos mediciones de aplanacion: una mientras la córnea se mueve hacia adentro y la otra mientras vuelve a su posición normal.

El estudio de histéresis corneal Corneal es un indicador del riesgo de progresión en glaucoma. Se realiza en pacientes con sospecha de glaucoma y en pacientes que padecen glaucoma.

El estudio de presión corregida es una medida más precisa que la obtenida con otros aparatos y se utiliza especialmente en pacientes con alteraciones corneales en los cuales se hace difícil determinar la misma.

Se requiere 48horas de reposo de lentes de contacto.

Se trata de un conjunto de ejercicios que se realizan para la reeducación de la visión binocular, fortaleciendo los músculos responsables de los movimientos oculares que se encargan de que los ojos trabajen en forma coordinada. Los ejercicios de ortóptica están dirigidos y elegidos para los pacientes después de un minucioso examen y evaluación de sus ojos y los movimientos oculares.

Mejoran síntomas de cansancio visual, cefaleas, dolor ocular, ardor, lagrimeo relacionados a su problema muscular.

Se necesita colaboración por parte del paciente, se realiza en series de 8 ejercicios visuales. No necesita dilatación pupilar.

El Pentacam HR es una cámara de alta resolución con un sistema de rotación basada en Scheimpflug para realizar el análisis del segmento anterior.

Reproduce con gran nitidez imágenes de la córnea, iris y cristalino. Realiza la medida de topografía y elevación de la cara anterior y posterior de la córnea, poder de refractiva total corneal, poder de distribución corneal, medida automática en 360º del ángulo de cámara, profundidad de la cámara y volumen, medida blanco - blanco, opacidad de la córnea y del cristalino.

Se requie descanso de lente de contacto por 1 semana

Proyecta directamente sobre la retina un estímulo que visualiza el paciente y que según su tamaño y dirección debe identificar para arrojar el dato

La interferometría permite medir la visión de la retina sin la ayuda de las demás estructuras del sistema visual, esta agudeza visual se conoce como potencial visual.

Elimina las opacidades de medios (catarata) o los defectos refractivos y nos permite estimar la visión máxima que se puede lograr luego de una cirugía de catarata o refractiva.

Otra ventaja es que al medir el potencial visual se pueden detectar disminuciones de la agudeza visual debidas a irregularidades propias de la retina o de la mácula.

No se requiere preparación previa.

Servicios Al paciente

Información

Sistema de Gestión de Calidad. SGC

La Clínica de Ojos Dr. Nano y la norma
internacional ISO 9001:2008
Descargar más información Hacer encuesta de satisfacción

Pacientes En el exterior

Información